El Día internacional de las Personas con Discapacidad fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el año 1992, con el fin de “promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concientizar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural”. 

Nuestro país se hizo eco de la declaración llegado el 2000, año en el que se declaró el Día Nacional de las Personas con Discapacidad (Ley 25.346), con el objetivo de “promover conductas responsables y solidarias sobre los derechos de todas las personas con discapacidad”. 

Como parte de la Agenda para el Desarollo Sostenible 2030 de la ONU, el tema elegido para este año es la “Participación y liderazgo de las personas con discapacidad”. En esta oportunidad, el tema se centra en promover el empoderamiento de las personas con discapacidad para un desarrollo inclusivo y sostenible”, como parte del objetivo propuesto por la ONU de “no dejar a nadie atrás”. 

Actualmente en nuestro país, según datos del INDEC, el 10,2% de los argentinos tiene algún tipo de discapacidad, lo que equivale a 1 de cada 10 personas. Según la Encuesta Nacional de Personas con Discapacidad (ENDI), en Argentina el 75% de las personas con discapacidad en edad laboral que no tienen empleo, lo representa a 2 millones de personas a lo largo del país. En este sentido, resulta fundamental resaltar la importancia de la inclusión laboral de las personas con discapacidad como parte de este proceso de empoderamiento y de integración social para el desarrollo inclusivo, que necesariamente debe continuar en las etapas tempranas de la educación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.